lunes, 25 de agosto de 2008

sin culpa

.
de mi letra que penetra no queda más que el hip hop
un día de estos nazco de nuevo o me reinvento.
aunque apagar la tele también me viene de placebo
esto de dejar de rabiar debería estar divinamente prohibido
porque lamentablemente, no hay palabras sin sangre
como el que no llora no mama o los domingos entretenidos.

3 comentarios:

Goyette Dos Gallos dijo...

No, bien dices, no hay culpa, en la sangre , en los libros, en el pecho ni en un bocado.

Sólo nosotros y algo más, dentro.

vicuna dijo...

con el hip hop basta y sobra corazon de mi vida...

Te amo

B!

Cami dijo...

oh! eso es verdad...lo unico que he podido escribir de corazon, esa hormoguita que viene quizas de la corteza cerebral o no se de donde chucha, pero fue gracias a la santisima rabia...debieramos venerarla. Mira que en el depto somos (casi vivo ahi) unos verdaderos hijos de la santisima, unos rabiosos.


Atte
Cami, The Rabid
=p

SHHHHHao